¿QUIÉN ES EL SANTO QUE FUE CANONIZADO MÁS RÁPIDO POR LA IGLESIA CATÓLICA?



Su nombre fue San Pedro de Verona, también conocido como Pedro Mártir. Fue un fraile dominico que nació en Verona el 29 de junio de 1205 y falleció en Como el 6 de abril de 1252. Es considerado como el santo que más rápido fue canonizado por la Iglesia Católica. San Pedro Mártir fue canonizado por el Papa Inocencio IV el 9 de marzo de 1253, sólo 337 días después de su muerte, es decir, en menos de un año.

Algunos sostienen que este apresuramiento de la Iglesia se debió por razones tanto religiosas como políticas, pues San Pedro de Verona era un reconocido inquisidor, que además luchó contra los cátaros, considerada como una secta hereje por la Iglesia.

Al canonizarlo, se destacaba la figura de los inquisidores y a la vez, se justificaba con santidad, la persecución a las personas de otras religiones. Sin embargo, la bula papal de su canonización destaca su devoción, humildad, obediencia, benevolencia, piedad, paciencia y caridad; y lo presenta como un ferviente amante de la fe, su eminente conocedor y todavía más, su ardiente defensor.

El segundo santo más rápidamente canonizado es San Antonio de Padua, quien nació en Lisboa el 15 de agosto de 1195, con el nombre de Fernando de Bulhões, y murió en Padua el 13 de junio de 1231. Su canonización se produjo a solo 352 días después de su muerte.

Para que una persona sea considerada santa por la Iglesia Católica, primero debe ser Beata, para esto último, se requiere de dos procesos, uno de virtudes heroicas y otro por el que se le confirma un milagro. Una vez beatificado, se debe probar un segundo milagro para su canonización.

En primer lugar, se debe proceder a la beatificación, que a su vez -normalmente- requiere dos procesos, uno de virtudes heroicas y otro por el que se declarar probado que Dios ha obrado un milagro por intercesión del fiel que se pretende beatificar. Una vez beatificado, para proceder a la canonización se debe declarar probado un nuevo milagro por intercesión del beato. 

Según la norma de la Iglesia Católica, el plazo regular para iniciar el proceso de canonización deben pasar al menos cinco años desde la muerte del fiel, pero que no hayan transcurrido más de cincuenta. Sin embargo, este plazo puede reducirse o eliminarse, tal como hizo Juan Pablo II para iniciar la canonización de la Madre Teresa de Calcuta, o de Benedicto XVI para iniciar la de Juan Pablo II.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un tema interesante esto de la beatificación,creo en forma muy personal que para todas las personas que han sido canonizadas,y que no estan ya en este mundo material y por encontrarse en un estado distinto no les debe de ser un aporte que en la tierra los eleven tan alto en su condición humana,ya que sólo ellos y Dios saben la verdad.No me parece bueno que a los individuos practicamente los tengamos en un pedestal,ya que pienso que todo lo que atamos en la tierra es atado en el cielo,por lo tanto a estas personas no les estamos permitiendo realmente ser libres en su espíritu,por que ellos individualmente supieron como fueron realmente en este plano,por lo tanto esto de andar canonizando a personas solo encadenan,agravan y agudizan la situación del individuo como tal.

Anónimo dijo...

A los hombres les encanta ocupar los primeros lugares,los primeros asientos,Jesús nos enseño a ser modestos, nos enseño una nueva manera vivir como hijos de Dios,y esto de andar canonizando no nos esta enseñando para nada el ser modestos,sabemos que lo importante no es lo que se ve,hay que recordar cuando se pase de la iglesia terrenal al Reino de los Cielos,habrá cambios en los primeros puestos.
Lucas 14-11:Porque el que se eleva será humillado y el que se humilla será elevado.
Por lo tanto el que fue Papa,cardenal u obispo o creyente de primeros asientos, podrán ser menos que el jardinero,el limpia calles o el vendedor de diarios,etc,etc.

El Guardián.

Anónimo dijo...

A los hombres les encanta ocupar los primeros lugares,los primeros asientos,Jesús nos enseño a ser modestos, nos enseño una nueva manera de vivir como hijos de Dios,y esto de andar canonizando no nos esta enseñando para nada el ser modestos,sabemos que lo importante no es lo que se ve,hay que recordar cuando se pase de la iglesia terrenal al Reino de los Cielos,habrá cambios en los primeros puestos.
Lucas 14-11:Porque el que se eleva será humillado y el que se humilla será elevado.
Por lo tanto el que fue Papa,cardenal u obispo o creyente de primeros asientos, podrán ser menos que el jardinero,el limpia calles o el vendedor de diarios,etc,etc.

El Guardián.

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD